domingo, 31 de julio de 2022

¿Tienen sentido los blogs en 2022?

Como supondréis no le ando dedicando mucho tiempo a Con D de Dados últimamente. Vaya, la ultima entrada del blog es de hace poco más de un mes, así que imaginad...

Ciertamente este mes ha sido una locura por muchos motivos (he ido de aquí para allá sin parar, he tenido muchísimas cosas que cerrar con Outremer ya que en Agosto hay muchos profesionales que se toman sus -justas- vacaciones, etc) pero soy consciente de que en otra etapa de mi vida me habría esforzado por mantener entradas regulares del blog incluso con esto. Pero ahora, dedicándome al rol de forma profesional, encuentro menos tiempo para dedicarle al blog y es algo que realmente me fastidia. Porque además siempre hay una pequeña voz en mi cabeza que dice '¿Mantener un blog? ¿En 2022? Si ya nadie los lee ni tienen sentido...' Pero como soy una persona que tiende a llevar la contraria y a ser más cabezón que una mula, creo que esa voz se equivoca (y que, además, es un poco cretina). Porque sí, tiene sentido mantener un blog en 2022. Especialmente un blog de rol, y os voy a contar las razones.

Mirad a vuestra derecha en esta pantalla, si estáis usando un ordenador. Si estáis usando un móvil, idos abajo y pulsad 'ver versión web', que quizás si no esta parte no tiene mucho sentido. En fin, una vez lo hayáis hecho, ¿qué veis? La lista de seguidores, el link a Outremer... pero luego viene el archivo. Los 10 años de servicio de este blog en Blogger, con todas las entradas categorizadas para rápida búsqueda. Una barra para buscar en el blog. Y la sección de categorías, donde se encuentran todo bien organizado (aunque siempre he pensado que tendría que dedicarle tiempo a organizarlo un poco mejor, si bien creo que está bastante majo, la verdad). ¿Qué significa esto? Que el blog es de fácil consulta. Todo lo que he escrito se encuentra ahí para que sea fácil de ver y de acceder. Incluso tengo una sección de descargas (arriba bajo la portada) fielmente almacenada en mi propio google drive (y por lo que me dicen las visitas, la página es bastante transitada, así que seguro que muchos os pasáis a ver que hay ni que sea por curiosidad). A lo que me refiero es que el formato de blog tal y como está es de muy fácil consulta e incluso con una búsqueda en Google sueles llegar rápido a lo que quieres. ¿Cuáles son mis alternativas si quiero seguir creando material por mi cuenta?

Muchos diréis que Youtube es la mejor alternativa. Pero seamos sinceros, ¿cuántos canales de Youtube dedicados a algo parecido a lo que hago con Con D de Dados conocéis? Que no sean reseñas ni entrevistas ni partidas, si no simplemente crear reglas para juegos diversos y desbarrar de vez en cuando. No existe algo así, porque el propio formato y funcionamiento de Youtube es contrario a algo así. Además imaginad la profunda molestia que sería buscar reglas concretas así: teniendo que buscar un video concreto en el canal (eso es fácil) y luego teniendo que escuchar la chapa de 10 a 30 minutos para buscar exactamente lo que queréis... Cuando con la función de búsqueda podéis hacer eso en segundos en el blog. No, no, desde luego Con D de Dados no tiene una traducción al formato video. No creo que fuera bueno para nadie, salvo para 'mi imagen de marca', un tema que detesto profundamente (y sí, entiendo lo irónico que es eso cuando ahora mismo soy una de las principales figuras visibles de una editorial incipiente... la dualidad del hombre y tal).

¿Qué otras opciones tenemos? Servicios de chat, véase Telegram o Discord. Estos últimos son muy activos y hay verdaderos pelotones de gente creando cosas fan que funcionan en los miles de servidores de Discord o canales de Telegram (pequeños o grandes) dedicados al mundillo del rol. He visto verdaderas maravillas surgir de esos lugares, pero luego hay un gran problema: si nadie se dedica a colgarlo en algún sitio concreto, ese material se va a perder. Es un hecho. Los chats son del todo menos fiables: los grupos se borran, los servidores se pierden y todo lo que hay almacenado se va a la porra. Si no tienes la suerte de contactar con alguien que estaba en el chat y guardó las cosas, estas desaparecen. Y luego no hablemos de lo endiabladamente complicado que es buscar algo concreto si el chat no está bien organizado (cosa que no suele ser, obviamente, porque la gente usa los chats para hablar, principalmente). Es cierto que tendría mucho más feedback y la sensación de contacto que con los blogs se ha perdido desde hace años (¿quién diantres comenta en los blogs a día de hoy? Los cuatro de siempre, más mayores, más cansados y habiendo perdido a unos cuantos por el camino...). En los grupos de chat hay 'comunidad', y eso anima mucho a crear, pero sinceramente, en mi caso creo que las cosas malas superan las buenas. Con D de Dados, con mi idea de que sea un repositorio de fácil consulta de reglas, ideas y creaciones principalmente para mi uso personal, no se traslada bien al mundillo de los chats. 

¿Y que nos queda? ¿Redes sociales? No me hagáis reír, desde el cariño. Esos lugares adolecen de un presentismo y una rapidez que es totalmente contraria a lo que yo hago. Nada de lo que cuelgues en una red social aguanta más de dos días, y luego buscar en ellas es un maldito infierno. No, no, desde luego que no.

Entonces, al tema. ¿Tienen sentido los blogs en 2022? Pues mira, yo que se. Soy una persona finita que no tiene todas las respuestas, pero al final se un par de cosas (no muchas más) en lo que a mi concierte y yo creo que, como he dicho al principio, para mi tiene sentido. Este formato es cómodo, me permite trabajar a mi aire y dejar las cosas bien organizadas para su futura consulta. Puede ser que simplemente me haya quedado anticuado (y manda narices, que tengo 29 años). Quizás simplemente no he sabido cambiar, quizás me he quedado en un nicho y soy feliz en él, hasta el día que lo sepulten conmigo dentro. Con D de Dados tiene sentido como blog, y creo que no tendría sentido de otra forma. 

¿Y qué le depara el futuro? Pues no lo se, la verdad. Algo que me anima es que con este post 2022 llega a tener 21 entradas... lo cual hace que supere el annus horribilis que fue 2018 (con solo 20 entradas). Y aún quedan unos meses, por lo que al menos llegaré a las 27 casi con total seguridad, ya que esta es mi meta mínima para este año. Por lo que a mi respecta yo voy a seguir aquí, escribiendo a mi aire, sacando material y cosas para los juegos que me gustan. Además tengo que poner la entrada de Feliz Navidad y la reflexión del año, las dos costumbres más sólidas de este blog, las que nunca he querido olvidar. Si al final todo esto es sentimental... Y relacionado con esto mismo, personalmente siempre me ha llamado la atención cuando me encuentro alguien que sigue escribiendo en su blog 10 o 15 años después de abrirlo y que apenas tiene comentarios. Es un fenómeno que se ve mucho más en inglés que en castellano, pero siempre me ha causado cierta ternura, porque supongo que en parte es verse reflejado en el camino vital de otra persona. O yo que sé.

En fin, pues hasta aquí la entrada de hoy. Espero que os haya gustado. 

¡Nos leemos!

11 comentarios:

  1. los blog están muy bien para buscar cosas, ayudas de juego , aventuras tutoriales o lo que sea, buscar en gsrupos del face, chats u otras redes sociales es casi imposible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es. Cualquier cosa en redes está limitada a un corto periodo de duración, luego queda sepultado... ¡y así no se puede! Por eso quiero mantener esto.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Al 100% con los blogs.
    Las RRSS y los chats sólo son ruido y farfolla. Youtube es un coñazo y casi imposible localizar algo concreto.
    Sigue al ritmo que puedas, porque los blogs, la palabra escrita permanece. Todo lo demás se lo lleva el viento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo pienso yo. Al final todo lo que se hace con la idea de que se haga viral y esté a la última está condenado a desaparecer a los días. Es una realidad triste y dura que hay que tener en cuenta. Nada perece más rápido que algo puesto en una red social.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Siempre hemos comentado que en los blogs es más sencillo hacer búsquedas (que además los buscadores indexan) en comparación con vídeos y redes sociales, por las razones que tú mismo das. En ese sentido, es una herramienta útil.

    Yo, sin embargo, siempre los he visto como una columna semanal en un periódico, en la que se hace una reflexión muy personal sobre la actualidad o sobre lo que te obsesione en un momento dado. Para mí son diarios, y en ellos se puede trazar la evolución de una persona a lo largo de los años. ¿Un ejercicio de onanismo? Toda la creación literaria lo es, en cierto sentido.

    Yo tengo 46 años y llevo desde los 30 escribiendo en el blog. Eso supone más de tercio de mi vida dedicado a contar mis cosas. Mi problema a estas alturas no es tener más o menos seguidores o más o menos comentarios; mi problema es repetirme, porque me da la impresión de que, como los viejos músicos o escritores, estoy volviendo a publicar el mismo disco o el mismo libro ;).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bonito de los blogs es que al final te dan las herramientas para que cada cual se lo monte a su manera. Por ejemplo mi blog nunca ha sido de opinión (aunque hay artículos de opinión, como este mismo) ni de reseñas (aunque hay reseñas, pero pocas) ni de actual play (y volvemos a lo mismo). Ha sido principalmente sobre creación de material, y para eso es mucho más cómodo el formato blog que otras cosas. Es evidente que en la creación de material se ven mis filias personales, pero por otro lado, creo que es más aséptico que de otra manera.

      Y por otro lado yo acabo de mirar y llevo más de un tercio de mi vida en esto (mi primigenio blog lo empecé en 2006... ¡cuando tenía 14 años y voy para cumplir 30!). Aunque en esos días no era Con D de Dados, y desde luego no era como es ahora... Ha ido mutando con el tiempo, creciendo conmigo hasta que he llegado a algo que me resulta cómodo y una parte de mi (no esencial ni de las más grandes, pero parte, al fin y al cabo).

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  4. Algunos leemos, comentamos bastante menos, e incluso a veces escribimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las estadísticas al final no mienten: Mi blog no tiene muchas menos visitas ahora que hace tres años, por ejemplo. De hecho a veces tiene incluso más, pero el tema es que los comentarios si que han bajado. Eso se ha pasado un poco de moda, pero tampoco ayuda que el sistema sea un tanto incómodo.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  5. Es una pena que se esté perdiendo el feedback mediante comentarios, que fue uno de los factores de éxito de los blogs en sus inicios.
    Como dices, hoy en dia los blogs, aunque poco populares no tienen alternativas. Las redes sociales son efímeras, telegram o discord son un caos donde las conversaciones se pierden entre quilos de paja. Y el video requiere una inversión en tiempo (producción, grabación, procesado,...) que no tiene el medio escrito.
    La pregunta que te haces se la ha hecho la mayoría de blogers y por suerte, muchos siguen pensando que si que vale la pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que sí. Al final los comentarios son un poco la salsa de los blogs, pero tenemos que aprender a vivir sin ellos. Al menos en mi caso, que nunca he tenido un seguimiento fuerte en lo que a comentarios se refiere (todo sea dicho, sacar material para juegos no tan populares no ayuda jaja).

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  6. Lo bueno de los blogs es que permanecen y con el tiempo terminan siendo el backup de tus pensamientos, un banco de memoria adicional. Lo que pasa que muchos de los que en su día iniciamos un blog publicábamos muchas chorradas que a día de hoy no tienen sentido: escribir cosas interesantes, con consistencia y asiduidad nunca estuvo al alcance de la mayoría.

    ResponderEliminar