viernes, 7 de diciembre de 2012

El curioso caso de Warcraft RPG

Hace una década, allá por el 2002, los chicos de la (por entonces) pequeña Blizzard sacaron un juego de estrategia que estaba destinado a convertirse en una total referencia, en un antes y un después. Estoy hablando, logicamente, de Warcraft III: Reign of Chaos. Warcraft III era un juego molón de la leche: las cinemáticas eran oro puro para su época (y, que coño, aún siguen molan la tira), los gráficos, tipo cartoon con espadas enormes, tipos sin ningún tipo de escala y super brillantes también eran geniales (ahora se han quedado un poco desfasados, pero como el juego no buscaba ser realista en ningún momento se puede seguir jugando sin que te sangren los ojos). Y lo mejor era el juego. Prácticamente era un juego donde unos pocos héroes iban matando a un montón de unidades, donde los hechizos te podían salvar una batalla... o lanzarte al más duro y cruel fango. La historia de las cuatro campañas (¡cuatro campañas! Joder, si es que ya no hacen juegos así...) era más que genial y nos presentaba a unos orcos molones, con sus aspiraciones y sus ideas.

El leiv motiv de todo el rollo era la huida de Thrall, un cabecilla orco, y sus gentes al lejano continente de Kalimdor, donde podría crear un hogar para su gente. Hay dos historias más: una, la caida del Reino Humano de Lordaeron por causa de una extraña plaga mágica que no sólo es terriblemente mortal si no que hace levantarse a los muertos. El príncipe Arthas intenta detener esta plaga por todos los medios posibles, pero va volviéndose cada vez más loco hasta que finalmente se acaba convirtiendo en un avatar del poder que tanto ansiaba destruir. Por otro lado, los míticos elfos nocturnos intentan poner un poco de freno a esta situación (tanto a la de los orcos como a la de los no-muertos) con poco acierto, y por si fuera poco acaba metiéndose de por medio la Legión Ardiente, una panda de demonios muy malos y muy cabrones que quieren reventarlo todo. Si queréis saber más, hay excelentes wikis sobre Warcraft y ahí podéis encontrar resúmenes geniales de la historia.

Más tarde en 2003 saldría su única expansión, The Frozen Throne, que no añadía tantos cambios a nivel de juego si no cuatro campañas más, cinco si contamos una campaña tutorial que añadieron (que también te contaba detalles de la historia, como por qué los Trolls luchaban junto a Thrall) y seis si contamos una campaña que podías descargarte (gratuitamente, eso sí) si tenías internet, que trataba las desventuras de Rexar el Semiogro. Esa campaña era simplemente BRUTAL. Pero bueno, que me lío.


El juego era genial. Y cómo en esa época, le siguió un juego de Rol, claro, para ir calando. El primer juego de rol de Warcraft fue el titulado simplemente como Warcraft: RPG, nacido en 2003 a manos de la empresa White Wolf. Este juego, realmente un mundo de campaña para D&D 3.5, traía consigo un extenso apartado del mundo, algunas variantes para las razas y alguna que otra clase y lo típico de todos los escenarios de campaña. Llegó a traducirse al español, pero no sus suplementos. Y para ser una linea que duró sólo dos años (2003-2004) sacó una gran cantidad de los mismos: Manual of Monsters (monstruos salidos del juego, adaptados a D&D), Alliance & Horde Compendium (como un Vadevecum de campaña II donde nos daban más razas (enano martillosalvaje, gnomo, elfo de la sangre, pandaren...), clases de prestigio, hechizos, el mundo más detallado...), Magic & Mayhem (un suplemento que trataba con más profundidad el tema de la magia y la tecnología, ya que esta última tenía gran importancia en el mundo de Warcraft, recordemos que había robots bípedos e incluso zeppelines), Lands of Conflict (que hablaba con someridad del mundo, centrándose en el continente de Lordaeron, lo detallaba al dedillo y todo eso) y la sobrada que era Shadow & Light (básicamente: si tenias el manual de niveles épicos de D&D y querías usarlo, aquí te ponían todo tipo de enemigos y aventuras para los super-personajes).

Portada del Warcraft: RPG
Pero en 2004 saltó el boom que vendría a ser World of Warcraft. El mundo que tanto explicaban los antiguos suplementos estaba ahora ahí, para ser jugado. Y vaya si tuvo éxito. No hace falta que os cuente el éxito del WoW, pero eso tuvo repercusiones en el antiguo Warcraft: RPG. Simplemente esa linea desaparecía. Ahora nacía una nueva, World of Warcraft RPG.


World of Warcraft RPG nació en 2005. Volvía a ser un mundo de campaña para D&D 3.5, pero con grandes salvedades. Primero, el juego era completo. Es decir, no hacía falta que te compraras los manuales de Wizards, en el WoW RPG te venían las reglas para jugar, y luego sacaron un bestiario. Segundo, ahora el mundo y sus personajes estaban influidos por el videojuego. Y aunque eso no tiene por que ser malo... Se cargó la esencia de los viejos suplementos de Warcraft RPG. Warcraft RPG era todo en blanco y negro, ilustrado generalmente a mano (con unas pocas -poquísimas- ilustraciones sacadas de las cinemáticas del Warcraft III y su expansión) y con un aire al 'viejo Warcraft'.

Un ejemplo muy aclarador: el Paladín de la Mano de Plata pasaba a ser una clase de prestigio restringida a enanos y humanos, y era difícil acceder al mismo. Por otro lado en el WoW RPG Paladín volvía a ser una clase básica. Y ya está, a la mierda todo eso de necesitar currárselo. Generalmente los PJ del WoW RPG eran bastante poderosos, más que de normal en otras ambientaciones de D&D. Además, estas ediciones del WoW RPG estaban ilustradas 50/50, con imágenes sacadas de los antiguos manuales (aunque coloreadas y tal) e imágenes de los juegos, todo a color.

El WoW RPG duró desde 2005 a 2008 y también sacó varios suplementos, aunque a un ritmo mucho menos frenético que su antecesor. Estos fueron More Magic & Mayhem (no creo que tenga que explicarlo: el Magic & Mayhem para esta edición), Lands of Mystery (el suplemento de Lands of Conflict seguía siendo bastante viable, y con este se expandía aún más nuestro conocimiento de Azeroth, exactamente centrándose ahora en Kalimdor), Alliance Player's Guide (mil mariconadas para los jugadores que llevaran PJ de la facción de la Alianza), Horde Player's Guide (lo mismo, pero para la Horda), Monster Guide (Más monstruos, para esta edición) y Dark Factions (un suplemento bastante interesante que te hablaba de todas aquellas facciones que no estaban de un lado ni de otro, como los enanos hierro negro).
Portada del WoW RPG. El cambio resulta evidente, sobre todo
si recuerdas que la portada del WoW original era esta
El juego tuvo cierto auge, pero ser un juego de rol sacado de un Juego de Rol Online tiene un gran problema, y es que no son pocos los jugadores que dirán ¿Para que voy a jugar en la mesa si puedo jugar en el ordenador, que mola mucho más?. Finalmente White Wolf perdió la licencia y el juego dejó de publicarse. Durante un tiempo estuvo en sitios como Drivethru RPG para poder comprarse como PDF, pero desde hace un tiempo se han retirado. Hasta el foro oficial desapareció, pero un grupo de irreductibles galos foreros, entre los que destaca uno de los escritores de Dark Factions, hicieron un foro propio. Podeis verlo aquí, aunque ojo, puede dar algo de penica por que parece bastante deshabitado. Hoy por hoy uno solo puede hacerse con este juego si busca 'por ahí', a ver si alguien lo ha compartido, o comprándolo de segunda mano.

A mí personalmente me parece una pena, por que Warcraft RPG (no hablo de WoW RPG que apenas me lo he leido por encima) es bastante cañero. Mi primer contacto con Warcraft III fue gracias a un amigo que no creo que vaya a leer esto (si es así, gracias, Jorge) que me lo prestó, pese a que a mí por esas fechas me llamaba mucho más el Rome: Total War (llegué un poco tarde, sí). El mundo me encantó. Los orcos molaban. Los humanos molaban. ¡Hasta los elfos molaban! Más tarde encontré en mi tienda friki habitual el suplemento de Warcraft: Juego de rol en español, pero no me lo compré, aunque se me quedó la espinita clavada. Hoy por hoy gracias a internet tengo todos los suplementos (en pdf, eso sí... si a alguien le interesa...) y me gustan bastante, incluso los del WoW RPG tienen su aquel. Pero bueno, el universo de Warcraft mola (y molaba hasta la expansión del Rey Exánime, luego fue cuesta abajo... Eso sí, los pandaren molan. Y la gente que dice que se los sacaron de la manga que jueguen al Warcraft III -creo que era en la expansión- y verán) y es un buen sitio donde jugar. En el Warcraft RPG se tomaba un concepto diferente para juegos de dungeons: habían dos grandes facciones enfrentadas (recuerdo que nació antes que el WoW, por si acaso) y el mundo era peligroso y caótico, pero para nada estaba en ruinas como otros tantos mundos de D&D. Las ilustraciones del viejo molan un coj*n y parte del otro y en general el ambiente mola. Pero tristemente es una licencia muerta, y habrá que ver si Blizzard retoma esa vía cuando el juego esté en peligro de extinción.

Bueno, acabo el tochopost de hoy. Espero que os haya gustado.

¡Nos leemos!

11 comentarios:

  1. Gran artículo y mucha razón. Tuve la suerte de jugar hace varios años en casa de un amigo al juego de rol del Warcraft y me encantó. Luego probé al del WoW, y aunque no estaba mal tenía el problema de que el lore estaba demasiado ligado al juego y eso limitaba mucho la historia.

    ResponderEliminar
  2. Gran entrada.
    Jugué varias aventuras en Los Reinos del Este (un grupo maravilloso, todo enanos) dando por saco a la Horda (la del Warcraft III) mientras cazabamos a una peligrosa secta del Rey Lich. Por desgracia la cosa no fue a más, a la mitad de la mesa le molaban los juegos más tradicionales, y tras unas sesiones se dejó el asunto ¡justo cuando mi pionero pudo subir de nivel!
    En fin. Un buen suplemento. Y si quieres hacer algún cambio, tengo dos tomos del básico en español (con el agujerito).

    ResponderEliminar
  3. No era un mal juego, a mi en su momento me gustaron los dos. Cada uno con sus cosas claro. Como curiosidad NosoloRol saco una edición gratuita para su NosoloD20!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo recuerdo, pero era un juego que ya era totalmente WoW, con sus poderes y todo eso... Aparte, tampoco era parte del 'Warcraft' de White Wolf.

      Eso sí, su aventura introductoria molaba un huevo.

      Eliminar
  4. Pura casualidad, la licencia de warhammer nunca se consiguió y así nació Warcraft. No es de extrañar que en algunas cosas ambos juegos se parezcan tanto...A mí en cambio, el juego de mesa nunca me llamó mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que tengo entendido, la Games se echó atrás en el último momento, lo cual creo que, hoy por hoy, fue lo mejor, ya que ahora tenemos los dos juegos (Warcraft y Warhammer) y antes seguramente solo habríamos tenido uno.

      Eliminar
  5. Perdona, pero llevo todo el dia buscando los libros del rol de Warcraft para crear un rol con mis amigos, de los de papel y lalpiz. Si tienes en PDF los libros del Warcraft roleplaying game PLS dímelo y me los mandas por gmail o algo por dios no puedo más con tanto troleo y tanto "descarga mits of pandarian" YO QUIERO EL JUEGO DE ROOOOOL XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo ningún problema en compartir todo lo que tengo pero arriba tienes mi mail, mandame el tuyo y te lo paso.

      Eliminar
  6. Hola :D Queria preguntar si podrias pasarme los manuales de Warcraft hace mas de un mes que los he estado buscando y no consigo ni uno en español, solo por si acaso los tienes, ¿Es muy complicado de entender?. No hace mucho que juego rol. Y hay cosas que aun no entiendo. Y me gustaria bastante poder jugar Warcraft a modo de rol. Desde ya gracias y Los orcos mandan <3 xP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas! Pues en español sólo salió traducido el manual básico de 'Waracraft RPG'. El resto siguen en inglés y no los van a traducir nunca (ya que ya no están licenciados... ¡ni siquiera en inglés!). El juego requiere los juegos de Dungeons & Dragons 3.5, que sin ser el sistema más sencillo para jugar es bastante asequible. Si necesitas cualquier cosa mandame un mensaje a mi correo (Que encontrarás arriba) y te respondo.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar