sábado, 28 de enero de 2012

Cinco tipos de caballeros

La fantasía medieval muchas veces recurre a la famosa figura del caballero. Muchas veces, si decimos caballero, pensamos en un tío de armadura brillante, en un bello caballo y que además mola mucho. Pero, como con todo, esta imagen no es del todo cierta... O si, depende del mundo en el que juguemos. Aquí voy a hacer una reseña de cinco tipos diferentes de caballero que podemos encontrar en mundos de fantasía medieval, a veces en el mismo incluso.

El caballero 'caballeresco'
Est Sularus Oth Mithas!
El caballero que intenta por todos los medios seguir el código de la caballería, sea cual sea. No se rinde, no teme, no falla jamás, o así lo intenta. Es un culmen de virtudes y lealtad, pero muchas veces tienen serios problemas personales, pues seguir un código tan cerrado suele ser difícil y muy costoso. Suelen ser buenos personajes para aquellos que saben interpretar a un personaje tan centrado en seguir un código moral, aunque también son buenos antagonistas si tienen una crisis de fe con su código o incluso reniegan de él.

El caballero errante
Solitario... Ese es su destino. 
Hay varios mundos de fantasía donde los caballeros son guerreros, hombres de armas muy curtidos en el combate y en la lucha, pero que no sirven a un señor, si no que vagan desfaciendo entuertos por lugares inhóspitos o que carecen de ley y justicia. Su único señor suele ser una deidad, o un ideal (o ambas). Este es sin duda el tipo de caballero más romántico y que bebe de las fuentes más fantásticas, pero quizás por ello el más fácil de llevar en un grupo de personajes. 

El caballero histórico
¿Juras servir a tu señor, en la vida y en la muerte?
Los 'caballeros históricos' son aquellos que se parecen más a la historia real de los caballeros medievales. Son siervos de un señor, el cual les mantiene y les protege a cambio de que estos luchen junto a él. Algunos caballeros, los más importantes, suelen tener bajo su cargo tierras y títulos. Estos caballeros no tienen por que ser buenos, ni virtuosos, ni siquiera buenos guerreros. Son personajes normales, no demasiado buenos ni demasiado malos para llevar, pero ausentarse mucho del servicio a su señor puede ser mala idea...

El caballero revelado
Las personas más sabias suelen ser las mas calladas.
Algunos caballeros tienen verdaderas revelaciones de sus (o su) deidad/es. Estos son caballeros con un honor sin mácula ni fallo, son perfectos, virtuosos, y casi nunca obran mal. Aunque claro, en teoría. Aunque de normal un requisito para que la deidad se revele es que el caballero sea perfecto, algunos enturbian después de ser favorecidos con tan gran don. Este no es un tipo de caballero muy jugable, si no que debería ser una aspiración a los PJ caballeros, un ideal al que sea posible (o no) llegar.

El caballero eremita
En mis tiempos...
Algunos caballeros, ya sean ancianos que ven que sus días de aventuras han pasado o fuertes guerreros con un ideal claro, se deciden a proteger un santo lugar o retirarse a un dominio tranquilo en el que poder descansar, meditar sobre el ideal de la caballería y tener algún aprendiz al que pasarle sus conocimientos. Muchos de estos caballeros no son buenos para personajes jugadores, pero son el PNJ perfecto para ayudar a encarrilar a un caballero no muy acorde con sus ideales o para empezar y acabar misiones. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada