sábado, 9 de noviembre de 2013

Minotauros para el Reino de la Sombra

Hoy van a salir dos entradas por el simple hecho de que voy a seguir con el desafío (no me creo que esté llegando tan lejos) y además quiero sacar algo original. Por eso he pensado en hacer algo para 'El Reino de la Sombra' que es muy agradecido, el muchacho. Y no sé por qué me han venido a la cabeza los minotauros así que... valor y al toro (vale, vale, ya me callo).

Lógicamente los minotauros aquí presentados no están pensados para Valsorth. si no para alguna ambientación más 'High Fantasy' con más razas rarunas, como 'El Valle del Nentir' o algo más. Primero presentamos algo de historia de los minotauros que puedes añadir a tu mundo de campaña o no y más adelante las reglas. Los rasgos raciales marcadas con * son de 'estos' minotauros y si quieres quitarlos para cambiarlos con algo más acorde a tu ambientación eres libre de ello.

Los minotauros de Eknos

Lejos en los mares del sur existe el Archipielago de Eknos. Este conjunto de islas recibe su nombre de la más grande e importante de todas ellas. Lo más curioso de estas islas es que están habitadas por la misteriosa y antigua raza de los minotauros. Los minotauros son gente bastante pacífica y no se dan las guerras entre ellos, aunque son extremadamente celosos de los extraños y sólo les aceptan bajo sus condiciones. Como muchos señores piratas han tenido la desgracia de descubrir al intentar rapiñar los aparentemente débiles poblados de Eknos, pacífico no es lo mismo que indefenso. 

Los minotauros viven en pequeños asentamientos diseminados por todas las islas del archipielago. Estos pueblos no suelen superar los 300 habitantes aunque de vez en cuando hay alguno más grande que dobla este número. Lo más extraño es que la mayoría de edificios, hasta los más pobres, están construidos en roca. La isla de Eknos es la sede de la capital espiritual y civil de los minotauros, Zakros (también llamada Kato Zakros, 'Zakros la del Palacio'). Situado alrededor de una gran montaña conocida como el Palacio Sagrado, Zakros podría parecer apenas un poblado grande para ojos inexpertos pero alberga mucho más de lo que parece. Toda la montaña está plagada de enormes salones horadados en la roca y pasillos sin fin. Cualquiera que no conociera el Palacio Sagrado lo podría considerar un laberinto extraño y geométrico como aquellos que los minotauros usan para decorar sus casas y tatuar sus cuerpos, pero realmente es un templo, un palacio, un hogar de espíritus y una torre de hechicería. El Rey de Zakros es el soberano indiscutible de todos los minotauros aunque siempre atiende los consejos de los otros cinco miembros más importantes de Eknos: el Gran Sabio, la Voz de los Dioses, el Padre de los Espíritus, el Señor de los Mares y, cómo no, su mujer, la reina. 

El Rey minotauro gobierna directamente todas las tierras cercanas a Zakros apoyado por asambleas formadas por los minotauros más importantes de cada comunidad. En los lugares más alejados el rey confía en los llamados Príncipes, una especie de nobleza emparentada con el rey de forma directa que actúa en su nombre. Pese a que esta parece una sociedad idílica no está exenta de buena cantidad de problemas cómo Príncipes ambiciosos, Reyes no demasiado preparados o miembros de las asambleas ladinos y demás.

Los minotauros tienen una extraña religión de la que no suelen hablar mucho a los no iniciados. Aunque creen en una enorme cantidad de espíritus (más o menos poderosos) estos espíritus están ligados con unos dioses extraños, a veces lejanos y a veces demasiado cercanos. Se sabe que uno de estos dioses es Myceras, señor del sol y de la guerra, pero tampoco se sabe mucho más. Los minotauros cuentan con dos tipos de sacerdotes complementarios, unos dedicados a alabar y rendir culto a los dioses y otros dedicados al trato con los espíritus. 

Cómo curiosidad los minotauros conocen la escritura aunque está vetada a unos pocos sabios, sobre todo hechiceros, sacerdotes y nobles. Consideran que la letra escrita tiene un poder casi mágico y la mayoría de ellos tiene un miedo supersticioso a la misma. Es por esta causa por la que los minotauros tienen una enorme tradición oral (incluso entre las clases letradas) dedicadas a la transmisión de la cultura o al simple entretenimiento.

Minotauro de Eknos

Tamaño (1): Grande. Los minotauros son realmente grandes, midiendo nunca menos de dos metros y medio. También son anchos de espaldas y muy musculosos. Suelen pesar más de 300 kilos. 

Características (3): FUE 14, CON 12, DES 8, SAB 9 Los minotauros son realmente fuertes y duros, pero debido a su tamaño y a sus pocos reflejos no son demasiado gráciles ni atentos.

Velocidad (0): 9 metros. Pese a su gran tamaño los minotauros no son demasiado rápidos ni gráciles y sus zancadas no son largas,

Rasgos raciales (6):
  • Cuernos (2): Los minotauros cuentan con cuernos que varían de tamaño dependiendo del individuo. Aún así siempre son armas terribles. Cuentan con Arma Natural II (Cuernos) como rasgos raciales.
  • Carga brutal (1): Hasta el más pacífico de los minotauros es una bestia peligrosa cuando está enfadado. Los minotauros cuentan con Abalanzarse como rasgo racial.
  • Contadores de historias (2)*: Los minotauros tienen una larga historia como narradores: la mayoría de su historia se lleva trasmitiendo de forma oral desde hace generaciones. Esto les otorga la Dote Énfasis en Habilidad [+4 a Saber (Historia)] y Énfasis en Habilidad [+2 a Diplomacia y +2 a Interpretar (Contar Historias)]
  • Hábitat natural (1)*: Las islas de Eknos es un lugar paradisíaco lleno de colinas y pequeños bosques. Cuentan con Entorno Predilecto (Colinas) como rasgo racial.
Clases recomendadas: Los minotauros demasiado violentos cómo para encajar en la sociedad de Eknos suelen acabar por emigrar fuera de la isla. Estos suelen aprovechar la enorme fuerza física de la que hace gala su raza y cómo guerreros se ganan la vida allende los mares. Aunque este es el más común de todos los aventureros minotauros no es ni mucho menos el único. También se encuentra un buen número de minotauros cazadores y exploradores aunque suelen suplir su falta de agilidad con una predilección por las armas arrojadizas como jabalinas o arpones. Los clérigos, chamanes y magos minotauros existen aunque no suelen salir de aventuras sin una muy buena razón. 

Bueno, terminada la raza. Realmente me ha salido algo más Runequest que D&D (de hecho creo que voy adaptar Eknos a un entorno de Runequest en el que estoy trabajando... Y por cierto, hay una referencia muy clara al Runequest 6 en el texto) pero me gustan bastante. Espero que a vosotros también.

¡Nos leemos!

11 comentarios:

  1. Pues los minotaruos sí que existen en Valsorth. Al menos uno de ellos aparece en el librojuego de El Desafío del guantelete, en las catacumbas bajo Portblau. Muchas gracias por el aporte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante, aunque de Librojuegos he de confesar que sólo tengo el Bosque en Llamas... que me pasé a la primera por tener una suerte casi providencial con los dados y elegir llevar una cuerda. Aunque bueno, más bien me refería a 'estos' minotauros. Que son algo rarunos, los chicos.

      Eliminar
    2. Como dice Tolkien en El Señor de los Anillos, siempre hay que llevar una cuerda.
      Y jugué yo, tu solo me leias...

      Eliminar
    3. Bueno, no quería explayarme demasiado en los comentarios pero sí, fuiste tu la que jugo y la que tuvo una suerte epiquísima. Yo sólo dirigía y era 'el malo' en los combates.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. La verdad es que no sé de que me estás hablando...

      Eliminar
  3. Gracias por una nueva raza, para los que jueguen a la Dragonlance les vendrán de perlas, yo igual monto una isla en la marca del este :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si lo pones avisa, y si llega a salir una partida recuerda que sólo tengo una norma: ¡quiero ver la reseña de dicha partida! xD

      Eliminar
    2. Pues con una partida al mes, y no siempre hago de master.... igual para el 2020 :D
      Pero todo se andará, yo mientras sigo acaparando información para el reino de la sombra :)

      Eliminar