domingo, 17 de noviembre de 2013

Día 17 - Como te ves dentro de diez años respecto a los juegos de rol

Vaya, vaya... Que pregunta más interesante. Esta es una de las buenas, ya que es un tema extraño. Casi introspectivo. Pero me va a costar responder como me veo dentro de diez años respecto a los juegos de rol.

Al fin y al cabo yo soy joven (21 años) y estoy en el último año de mi carrera. No se que voy hacer el año que viene (¿máster fuera de Valencia? ¿El de educación secundaria? ¿Empezar una segunda carrera?) así que verme dentro de 10 años me cuesta mucho. Para esa edad espero estar ya asentado y labrandome un futuro. Un futuro en el que nunca he dejado de lado los juegos de rol. Al fin y al cabo tengo una burrada de libros de los que no voy a desprenderme, que suelo revisar cada tanto y nunca me he avergonzado de los mismos. No veo porqué debería dejarlo de lado ya que no lo considero algo 'de chiquillos', algo que dejar de lado con la edad. Así que me veo bien dentro de diez años con respecto a los juegos de rol. No tengo mucho más que decir así que acabamos aquí. Hoy toca cortita, a ver si hago otra y todos contentos.

¡Nos leemos!

EDITO: Sí que voy a decir algo más. La verdad es que esta entrada me ha pillado viendo 'Cuentos de Tokio' y el tema del paso del tiempo es algo que se trata mucho en la misma, y ahora que se ha terminado me voy a explayar más y voy a hacer que lo que he dicho antes de que era cortita sea una sucia mentira. Voy a ser muy sincero: no tengo ni puta idea de que va a ser de mí dentro de diez años. Como siempre digo, el mundo puede destruirse en 5 minutos, no te comas mucho el coco. Pero aún así lo arriba expresado es... como decirlo... no es una esperanza, ni tampoco un plan... Algo más bajo, una especie de idea o suposición. Supongo que en un futuro seguiré con el tema (aunque sea leyendo / coleccionando) pero espero, por el camino a recorrer en estos diez hipotéticos años, haber lanzado muchos dados, haber jugado muchas partidas, haber conocido a mucha gente (a poder ser a aquellos que estáis leyendo esto, ¡quien sabe!) y, por supuesto, ¡haber ido a unas malditas jornadas! No se como estaré dentro de diez años. Apenas sé como quiero estar dentro de diez años. Pero supongo que seguiré con esto. Y si, Dios no lo quiera, lo he dejado, estoy seguro de que lo recordaré con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada