miércoles, 6 de mayo de 2015

Las costas de Meeros (I) - Esquema general

Parece que al final si que voy a hacer una campaña del Runequest. Y tras hablar con mis jugadores, ir a saltos y probar mil y una cosas, al final me he decantado por currarme una ambientación a la vieja usanza: mediante el saqueo, el robo y el pillaje o, como se llama ahora, 'inspiración y homenajes'.

Quería hacer algo diferente a 'fantasía medieval típica' y tampoco quería usar Glorantha porque es un follón tremendo (un follón que tiene pinta de molar mucho, pero se me hace cuesta arriba ponerme de cero con él). Yo quería algo que rezumara mundo griego clásico, del que siempre he sido un gran forofo. No es casualidad que mis primeras miniaturas históricas fueran unos hoplitas de Black Tree (de hecho, hoplitas espartanos desnudos... ¡Antes de que saliera la peli de 300!). Pero como no me gusta demasiado la Tierra Alternativa (salvo en según que excepciones) pues tenía que irme a otros sitios. Y tras buscar por aquí y por allá... Me dí cuenta que la respuesta siempre estuvo ahí, en el manual básico. Meeros.

La ciudad de Meeros, cualquier parecido con Mileto es coincidencia 
Meeros es la ciudad que sirve de marco de ejemplo para el propio manual, aunque es una ambientación que nunca se desarrolla del todo. Sólo se dan pistas durante todo el manual, como si fueran ejemplos de una ambientación mucho más grande. Ya tengo una base por la que tirar, pero queda mucho trabajo por hacer. El primero de todo es el de purgar cosas. El problema que tiene la pseudo-ambientación de Meeros es que, para servir de ejemplo de lo que hay en el manual, meten prácticamente todo lo que aparece en el manual. Es algo lógico considerando para que está pensada, pero no es lo mío. Por eso vamos a quitar muchas cosas. La primera de todas son los elfos, los enanos y otras cosas más típicas de fantasía. No tienen cabida aquí. Los pantotauros tampoco, que les den, que su nombre me duele en el alma. Así bien el mundo terrenal es casi por completo humano. Hay otras razas por ahí pululando, sí, pero siempre se encuentran en lugares alejados y exóticos, no suelen tener mucho trato con los humanos. Centauros, Minotauros, Hombres Serpiente, Cíclopes, Gigantes... Todos estos tienen lugar, pero siempre de forma extraña y espectacular.

Bien, teniendo una base, hay que crear lo de alrededor. En un principio pensaba situar Meeros en una especie de Hélade (a la que llamaremos, no se, Acaia) donde hubiera otras ciudades estado, otros lugares... Pero al final he pensado que las fronteras molan más, por lo que Meeros es una colonia. Bueno, fue una colonia hace un tiempo (dos o tres siglos) pero ahora ya es una ciudad por sí misma. Meeros mantiene, por lo tanto, contacto con esta alejada Acaia a nivel comercial y cultural, pero no político. De hecho los acaicos se han dividido en diferentes ligas de ciudades estado que están preparando una guerra entre ellas y la ayuda de Meeros, una ciudad de fuertes guerreros, podría ser determinante... Bien, con esto tenemos resuelto el emplazamiento básico y ya tenemos una fuente de extranjeros, viajes y problemas. 

Hoplita Meerense
Pero claro, Meeros no es una ciudad estado en mitad de la nada, si no que lleva casi trescientos años expandiendose y reforzando su posición en esta tierra bárbara. El Reino de Meeros (recordemos que tiene su reina y demás) abarca tres ciudades. La primera de ellas es Meeros, la más grande de todas, ciudad sagrada de Myceras y capital del reino. Tiene una población urbana de unas 12.000 personas, aunque la población rural es fácilmente cuatro veces esa cantidad. Las otras dos ciudades son bastante pequeñas, por otro lado. La primera es Limnas, una población rural meerense que poco a poco se fue haciendo más y más grande.La ciudad está en las costas del lago Kalliergeo, lo que hace que las tierras de alrededor sean enormemente fértiles. Aunque antes estaba bien guardada detrás de las fortalezas de los meerenses, las últimas guerras y sucesos la han convertido en una ciudad demasiado cerca de la frontera con los badoshi, por lo que los antaño pacíficos limnios han comenzado a prepararse para lo peor.  La segunda ciudad es Korathos. Esta ciudad está situada en los márgenes noroccidentales del reino, más allá de los ríos gemelos Pleistos y Kirades. Esta ciudad tiene una gran peculiaridad: la gran mayoría de pobladores no son acaicos, si no antiguos nómadas provenientes de las llanuras de Korath (mencionados, de pasada, en la pag. 74 del manual), lugar con el que la ciudad hace frontera. Esta ciudad nació alrededor de una fortaleza meerense y debe su peculiaridad a la ayuda que algunas tribus de korathios brindaron a los meerenses contra los bárbaros zingrifios. Esta es una ciudad de marcado carácter militar donde se entrenan los mejores (y casi los únicos) arqueros meerenses. Entre estas tres ciudades hay muchas poblaciones rurales, santuarios, atalayas y puestos avanzados, pero estas ciudades forman un triángulo entre el que se sitúa el poderosos reino de Meeros. 

Bien, ya tenemos algunos detalles sobre el reino de Meeros. Pero los meerenses no están solos en este continente, si no que esta es una tierra llena de bárbaros (es decir, no acaicos) que los ven con diferentes ojos. Por un lado nos encontramos a los señores de la guerra badoshi. Esta cultura de bárbaros adoradores de demonios se sitúan en los márgenes orientales del dominio meerense y son su enemigo más peligroso. Este conglomerado de tribus se asienta sobre las ruinas del Imperio Subartu, al que dieron muerte hace no demasiado tiempo. Lo único que libra al mundo de la dominación badoshi es que ninguno de ellos ha conseguido unir a toda esta cultura contra el resto. Con ellos Meeros tiene poco trato más que el militar y no son una cultura (en principio) jugable. Dejando a los sanguinarios badoshi, que dominan prácticamente todo el oeste de Meeros, vamos a ver los otros puntos cardinales. Hacia el sur nos encontramos el ancho mar, plagado de pequeñas islas con extrañas culturas y habitantes, pero de las otras costas del mar provienen los daneos (aunque ellos se llaman a si mismos de forma diferente), una suerte de fenicios bastante civilizados y comerciantes. Su cultura es heredera del imperio Subartu, pero ha evolucionado de forma diferente con el paso del tiempo. Aunque están divididos en ciudades estado (algunas son reinos, otras oligarquías e incluso alguna teocracia) tienen cierto sentimiento unitario surgido de décadas de defensa conjunta contra de las depredaciones de los badoshi, por lo que no suelen tener guerras entre ellos. Además son grandes hechiceros (al menos más que los meerenses, que ven con malos ojos a esa arte mágica) por lo que ya tenemos un origen para personajes que quieran escoger esta escuela mágica. Al sur de las ciudades daneas se encuentran grandes junglas pobladas por los extraños nesharu, que poco suelen relacionarse con el mundo exterior. Las costas suroccientales no son muy conocidas puesto que en ellas descansan las ruinas del Reino de Kemet, una tierra considerada por los daneos como maldita y terrible. 

Bien, voy a cambiar de párrafo que ya está quedando largo. ¿Que nos queda? ¡Ah, el oeste! El oeste está monopolizado por dos tierras muy diferentes. Por un lado está la costa, que rápidamente remonta hacia el norte. No parece que haya pueblos civilizados siguiendo esta linea de costa, ya que nunca ha llegado ningún barcos de esa dirección. Aún así no faltan leyendas que hablan de ciudades civilizadas en la lejanía (Si no, ¿de donde sacan los korathios todas sus riquezas?) pero, por el momento, no se ha encontrado ninguna. Por eso mismo la costa occidental está bastante poco poblada y en ella hay poco más que pescadores. Ya en tierra, en el nor-oeste se sitúa la gran llanura de Korath, una enorme extensión de terreno plagada de pueblos nómadas que luchan entre ellos, que viajan, comercian y demás. Son un pueblo bastante ligado a los caballos, aunque la mayoría de pobladores siguen viviendo (y luchando) a pie. Los korathios son la más común de las culturas, pero existen más. Los zingrifios, provenientes del nor-oeste, son una cultura nómada mucho más brutal que los korathios, en la que todos luchan a caballo y los débiles son dejados de lado. Sea como fuere, el contacto con los meerenses ha afectado a algunas de las tribus más orientales. Por eso mismo se pueden encontrar, además de nómadas, algunos semi-nómadas o que han abandonado totalmente el nomadismo y han creado asentamientos estables. Los korathios son animistas y la mayoría de los chamanes PJ deberían ser de esta cultura. Los korathios de Korathos, la ciudad meerense, son especialmente buenos para esta labor ya que son un pueblo sincrético y muy bien adaptado a las costumbres de la ciudad.

Guerreros de las llanuras de Korath
Y, por último, ya solo nos queda el norte. No demasiado lejos de la costa comienzan los Montes Palaios, una cadena montañosa bastante grande que da paso a una tierra enormemente accidentada plagada de montañas, colinas, depresiones, valles y demás. Los meerenses apenas han empezado a colonizar estas tierras ya que están plagadas de seres extraños y peligrosos, muchos ligados a la Runa del Caos. En ella viven los gómeres, unos bárbaros adoradores del fuego que son extremadamente recelosos de su cultura con los extraños y muchas veces prefieren huir a luchar, e incluso a tratar, con extranjeros. Cabe hablar de una tierra mítica situada al noreste conocida como Teramantia. En ella habitan todo tipo de monstruos, desde centauros hasta hombres toro. Aunque la mayoría de leyendas sobre este lugar no dejan de ser eso, leyendas, realmente existen civilizaciones (o tribus) de estos seres en el noroeste pero poco se sabe sobre ellos y sobre su relación con el resto del mundo (hasta los dramáticos acontecimientos acaecidos en el Asedio de Meeros que nos relata el manual, aunque seguramente situaré la campaña antes de todo esto). 

Bien, ya tenemos un corpus del mundo acabado. Aquí podéis ver un mapa del mismo que he ido dibujando mientras pensaba en él.

Mapa listo para usar. Sí, debería haber dibujado olitas en el mar.
Ahora, ¿que más nos queda, si ya tenemos las culturas? ¡Ah, la magia! Bien, la magia ya la tenemos casi del todo cubierta. Ya hemos mencionado la hechicería y el animismo, por lo que nos queda el teismo y el misticismo. El teísmo tiene su representación principal en Myceras, el Dios Patrón de Meeros, aunque pueden haber más dioses acaicos y también daneos (y korathianos y demás) por lo que no es mayor problema. El misticismo, en cambio, causa un poco más de problemas. En el manual te ponen a los místicos de la Escuela de las Sombras y creo que me los voy a quedar, pero cambiándolos de lado. Estos místicos se encuentran en el suroeste, en unas tierras en un altiplano montañoso enorme. Por eso mismo los místicos serán muy extraños en la partida, pero podría haberlos dado el caso.

Y con esto ya tengo acabado un resumen general de la campaña. Suficiente como para crear los PJ y jugar las primeras aventuras, que es lo que busco. Más adelante todo se desarrollará más, claro, pero según los jugadores vayan jugando. Ala, espero que os haya gustado.

¡Nos leemos!

15 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Mil gracias! Espero que mis jugadores piensen igual, mañana lo sabré.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. ¡Me ha gustado mucho!
    No te la copio porque estoy jugando en Glorantha, pero para la próxima campaña... te la pediré prestada ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me has dado una razón para ir recopilando todo lo que vaya escribiendo. Ya lo iré colgando en el blog según vayan saliendo cosillas. Espero que tus campañas por Glorantha vayan bien, siempre he querido darle un tiento a ese mundo.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Oye, gran idea esta la de ir ampliando Meeros. ¿Qué tipo de campaña estás planificando? Podrías jugar la Tumba del Rey Toro. Por otro lado, me ha encantado el comentario sobre Mileto. ¿Cómo lo descubriste?

    Para terminar, si algún día te animas con Glorantha, creo que el Condado Solar, "Sun County" te va a gustar. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre lo de la campaña, depende de lo que se hagan los jugadores. Por ahora no he planeado mucho, pero mañana me pondré las pilas. Sobre lo de Mileto me pasó de pura casualidad. El año pasado, en una asignatura de Arqueología del Mediterráneo, el profesor nos ponía muchos planos de ciudades. A mi me gustó el de Mileto y lo usé para hacer un esbozo de ciudad... Para jugar al Runequest con unos amigos. Como no se me ocurría ninguna aventura me fui a la Ayuda del DJ, por aquel tiempo en inglés, y de repente me vi que mi ciudad y Meeros se parecían demasiado... La verdad es que aplaudo a los de TDM por haberse adelantado, que máquinas son estos tipos.

      Y al final me vais a picar todos con Glorantha. Me apunto lo del condado solar, que he visto a portada de un suplemento y tiene pintaca.

      Eliminar
    2. Se me olvidaba, ¡gracias por comentar!

      Eliminar
  4. Devuélvenos los enanos, ¡depravado!

    Por lo demás mola mucho, a mí me gustaría jugar. Guiño, guiño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creeme que a mí me duele más que a nadie haber eliminado a los enanos... Pero no pegaban. Ellos lo saben y no me odian (demasiado), pero me miran muy mal desde detrás de sus pobladas cejas. Tendré que hacer algo para remediarlo.

      Y si te apuntas a una online del Rune (en verano) se de otro que también se nos arrejunta, por lo que no necesitaríamos mucho más. Todo se hablará.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  5. Oye, está muy bien. Voy a seguir con interés el desarrollo de este entorno tuyo.

    Y de nuevo, ¡Suerte con la campaña! Tengo ganas de saber cómo será.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil gracias Cronista! Al final lo que te comenté no ha servido para mucho, pero nadie nos quitará el Viento en las Estepas (que poético ha quedado eso).

      La verdad es que los PJ están a puntitos de estar todos hechos (salvo algunas cosillas) y la cosa pinta genial. Cuando estén acabados haré una entrada de presentación en condiciones... A ver si consigo hacer un actual play de la campaña que no sea un coñazo.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. ¡Cenquiu!

      Iba a poner una gilipollez del quince pero casi que me la callo, que si no ya no me respetáis nunca xD

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  7. Como ya te comenté antes, me gustó mucho esta ambientación.
    En la revista número 131 de Desde el Sótano también la enlazamos para que los que nos leen puedan disfrutarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! La ambientación va ya por su cuarta partida, aunque por cosas del guión los PJ están bastante lejos de Meeros... Y quien sabe cuando llegarán. Espero que pronto.

      ¡Gracias por comentar! ¡Y por el enlace!

      Eliminar