lunes, 16 de junio de 2014

'El viaje en barco' cómo concepto de campaña

¡He vuelto! Tras un mes (joder, un mes entero) con esto cerrado por los exámenes y demás puedo decir que soy libre de mis obligaciones estudiantiles. Al menos hasta que se demuestre lo contrario. Así que no me voy a demorar más, sigamos con el blog (que, por cierto, los datos me dicen que ha seguido siendo bastante seguido durante mi ausencia, lo cual me alegra). Hoy vengo con algo raro entre mis manos. Para empezar con ganas.

Entre unas cosas y otras ayer comencé a ver el anime Uchuu Senkan Yamato 2199 (también conocido cómo Space Battleship Yamato 2199) y la verdad es que me encantó. A ver si en unas semanas lo tengo acabado. Pero este anime me dio inspiración para, por fin, formalizar una idea que me ronda de hace tiempo en la cabeza y que seguramente sea muy utilizada tanto en novelas cómo en partidas de rol. No se si tiene un nombre concreto pero a mi me gusta llamarla 'el viaje en barco'. 
Adivinidad en que barco van los PJ.
¿Que es 'el viaje en barco'? Pues cómo su nombre dice, los personajes están viajando en un barco hacia un destino lejano. Es una pequeña variante del típico viaje obligado que impulsa tantísimas historias, con el suficiente carácter propio (a mi parecer) para dedicarle estas lineas.  En toda buen 'viaje en barco' deben aparecer estos detalles:
  • El viaje es largo: Es un hecho que el viaje es largo y viajar en barco es la única manera de alcanzar el destino (o, también, el resto son demasiado lentas y por lo tanto inútiles pues cómo ahora veremos el tiempo también es un factor fundamental).
  • El viaje es necesario: Los personajes están obligados a hacer el viaje, a llegar al destino, no pueden olvidarse de esto. O bueno, quizás pueden, pero el viaje es crucial para la vida de mucha gente y el hecho de abandonarlo siempre trae malas consecuencias.
  • El viaje es urgente: El tiempo apremia y el viaje debe ser lo más rápido posible. Quizás incluso el barco está siendo perseguido. Por eso no hay oportunidades para detenerse, al menos no durante mucho tiempo.
  • El viaje es épico: El resultado del viaje cambiará el mundo tal y cómo se conoce... O evitará que eso pase. 
  • El viaje es difícil: 'nuff said. No va a ser un camino de rosas a no ser que pienses en las rosas de cierto personaje de los Caballeros del Zodiaco de cuyo nombre no me acuerdo (¡y me alegro!)
  • Los viajeros no van solos: En el barco no van sólo los pocos protagonistas de la historia: hay un grupo mayor de gente habitando con ellos, con las cosas buenas y malas que eso implica. Este es quizás el más obviable de los puntos, pero siempre es interesante que los personajes sean responsables de algo más que de sus vidas. 
  • Los viajeros no pueden salir del barco: ¿Adonde van a ir? Están en un barco. No pueden salir del mismo, por lo que se ven obligados a convivir. 
  • El barco es importante: El propio medio para viajar es de vital importancia. Quizás pueda sustituirse en caso de catástrofe, pero eso es algo que extrañamente debería pasar. El barco está fuertemente ligado a los personajes y a su historia y si le pasa algo es muy posible que el viaje fracase.
  • Hay muchos puertos intermedios: El viaje no es una eterna estancia en el barco, este se ve obligado a hacer muchas paradas hasta llegar al, recordemos, lejano destino. Todos los encuentros con los que se topen en estas paradas, independientemente de que perjudiquen al viaje o de que sean beneficiosos para el mismo, retrasan el viaje y recordemos que la prisa es fundamental. 
  • Los problemas vienen de fuera y de dentro: Algo obvio pero que cabe resaltar. Un viaje tan largo con toda la tripulación conlleva a que surjan problemas internos, y además muy sonados. Pero, lógicamente, el viaje no es sencillo y pueden pasar todo tipo de cosas ajenas a los viajeros y que sean obstáculos enormes. 
Estos diez puntos genéricos formalizan 'el viaje en barco'. En ciertos aspectos se parece a La Anábasis de Jenofonte, pero obviando el tema de 'la vuelta a casa' tan importante en esa obra. Ahora bien, vamos a lo nuestro... ¿Cómo podemos adaptar esto a las partidas de rol?

'El viaje en barco' no es una idea buena para una partida corta y pequeña. Y debido a sus características, tampoco es bueno para integrarlo de golpe en mitad de una campaña más grande (a no ser que sea a muy pequeña escala, pero la epicidad que debe rodear el viaje hace que no se adapte muy bien a estas necesidades). 'El viaje en barco' es una campaña en sí misma, con un principio (aquello que impulsa el  comienzo del viaje) y un final. El viaje será, desde el momento en que los PJ lo comiencen, el objetivo a seguir, un objetivo que debe cumplirse. Es una campaña que, otorgando un final que sabremos que llegará (antes o después, pero llegará) permite una enorme libertad ya que los PJ están viajando por todo tipo de sitios, teniendo todo tipo de encuentros y topándose con todo tipo de gente. Algunos querrán ayudarlos. Otros, la mayoría, querrán acabar con ellos. 
El deterioro del barco es algo siempre a tener en cuenta. 
Las propias formas de 'el viaje en barco' permiten alargarlo cuanto se quiera, ya sean desde unas pocas partidas con un nexo común hasta una campaña de larguísima duración. Creo que la mejor forma de usar esta idea es de una manera parecida a las 'plot point campaing' de Savage Worlds. El director de juego planea el comienzo y el final del viaje (de una manera abstracta pero sólida, que permita la interacción de los PJ pero que ya esté pensada) y algunos encuentros intermedios que los PJ DEBEN vivir para ir avanzando en el desarrollo de la campaña. Pero fuera de estos voluntariamente ambiguos episodios, el resto del viaje es libre, los PJ tienen la libertad para hacer prácticamente lo que quieran siempre que no ataquen al propio viaje. 

Cabe decir que, lógicamente, este tipo de campaña es obligatoriamente más dirigista que el soltar a los PJ por el mundo para que se vayan de aventuras a su gusto, pero esto no es necesariamente malo. Creo que puede funcionar con grupos dispersos con tendencia a liarse con las chorradas mas pequeñas y también para grupos de novatos o gente que no ha jugado muchas campañas. Pones una meta al final del camino, una meta conocida y hacia la que nunca se deja de avanzar, aunque por el medio haya espacio suficiente para todo tipo de encuentros y divergencias. El grupo está obligado a no romperse por el hecho de que no pueden salir del barco, lo cual puede llevar a interesantes momentos en los que, en mitad de alguna parada, alguno de los viajeros se desencanten con el viaje debido a su dificultad y traten de abandonarlo. A mi parecer también es una buena campaña para directores de juego primerizos, ya que les proporcionan unas bases que seguir sin perderse. Además, y este es un detalle importante, cómo los PJ conviven con la tripulación del barco (o los pasajeros) ahí nos encontramos con una buenísima base para crear PNJ's interesantes y, en última instancia, PJ's de repuesto para cuando algún personaje muera en el peligroso viaje. También es fácil añadir y quitar PJ (por si no todo el grupo al completo asiste a una sesión indicada o, por otro lado, vienen algunos jugadores de más), lo que me parece un gran punto a favor. 
Son figuras sin apenas expresividad pero ya puedes ver que le andan pillando manía al de delante...
Por mucho que su título sea 'el viaje en barco' muchos ya supondréis que el medio marítimo no es necesario para este tipo de historias. Mientras que siga los preceptos arriba mencionados cualquier historia de cualquier ambientación puede ser un 'viaje en barco'. Pongamos dos ejemplos:
  • Ciencia ficción y viajes espaciales. Es el tipo de aventura más fácilmente extrapolable ya que sólo hay que cambiar puertos por planetas y un barco por una nave espacial. Ya está. 
  • Un viaje por el desierto: Este tipo de historia enfatiza más en el propio peligro del terreno por el que se hace el viaje, que es lo que obliga a mantener al grupo unido. Aunque esta aventura con un pequeño grupo podría soluccionarse (debido al peligroso terreno no hay necesidad de crear tanto conflicto con los 'otros habitantes del barco) también puede ser interesante añadir a los PJ dentro de un grupo de gente (una caravana de colonos, por ejemplo). Donde digo desierto digo tundra, estepa o incluso por los bosques. Los 'puertos' serían en este caso todo tipo de lugares donde el grupo puede descansar, desde aldeas hasta cabañas de personas alejadas del mundo hasta cuevas, ruinas y demás. El resultado realmente es el mismo, el grupo se ve impelido a hacer un viaje, aunque en este caso cabe añadir la necesidad de trabajar juntos por la supervivencia (¡o de intentar matar a los miembros débiles por eso mismo!). 
En definitiva, 'el viaje en barco' es un tipo de historia genérica muy útil para planear campañas largas en las que, a su vez, busques tener la suficiente manga ancha para meter casi lo que sea. Y por eso me parece tan buen concepto de campaña.

Bueno, creo que ya es suficiente por hoy. Me alegro de volver a estar por aquí. Espero que os haya gustado.

¡Nos leemos!

7 comentarios:

  1. Una de mis campañas más divertidas y épicas (la "Aventura del Mar") se basaba en una gran búsqueda en la que había que recorrer multitud de lugares, y uno de los personajes era el capitán del Rasca-Olas, el barco en el que nos desplazábamos. Su tripulación de aguerridos piratas terminaron siendo muy importantes para todo el grupo; se les termina cogiendo cariño :D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suena haber leído algo por tu blog y esa campaña tenía muy buena pinta. Al igual un recuerdo disperso de la misma también tuvo su influencia para que se gestara esta entrada.

      A mí me molaría hacer algo parecido pero de ciencia ficción. A ver si hay suerte este verano...

      Y por último, ¡mil gracias por comentar! Me alegro encontrar a alguien que use comentarios por el propio blog y no por el G+... Se agradece bastante.

      Eliminar
    2. Pues puede ser, puede ser, porque algo sí que comenté en su momento.

      Lo que comentas de trasladarlo a la ciencia ficción es evidente, porque Star Trek parte de esa premisa :D. Y yo ahora mismo estoy jugando la Campaña del Guardián Oscuro para Star Wars y es algo muy similar :).

      De nada por comentar en el propio blog. Me pasa lo que a ti, me gusta que los comentarios se queden en el blog, asociaditos a la entrada ;).

      Eliminar
    3. Ciertamente, en ciencia ficción hay numerosas series con esta premisa. De forma rápida las dos primeras que me vienen a la mente son Galactica (las dos series) y Stargate Universe.
      Son dos ejemplos perfectos del viaje que comentas y como puede ser el centro de la historia.

      Eliminar
    4. La propia serie que comento arriba (Uchuu Senkan Yamato, tanto la original de los 70 como el remake de hace unos años) tenía también esa premisa. Realmente es un tipo de historia muy sencilla pero, a su vez, que puede dar para mucho.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Se llama One Piece y ya está inventado! :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero One Piece es más relleno que viaje! xD

      Eliminar